domingo, 19 de mayo de 2019

El cerro Almodóvar (todavía) huele a campo


La convocatoria surgía del colectivo Cerro Almodóvar Verde, al que nos unimos sin dudarlo GRAMA y ARBA. El objetivo era de lo más digno: conocer y valorar los valores botánicos del cerro Almodóvar (Vallecas y Vicálvaro) y defenderlos de la barbarie del ladrillo. Allí fuimos, lo vimos y lo reivindicamos.

Más de una cuarentena de mentes inquietas y deseosas de tener sabiduría y un maestro de ceremonias de categoría: Rafa, uno de los mayores conocedores de la botánica del cerro. Ante nosotros la mole del cerro. A ojos de inexpertos no es más que un erial en la que se pasea el chucho, se monta en bici y se ejercita el cuerpo. Pero Rafa rápidamente nos hace ver la riqueza de todo esto: más de cuatrocientas especies de plantas catalogadas por un grupo de esforzados, capitaneados por Juanma "el ausente".

Y aquéllo está amenazado. Los crecimientos urbanísticos previstos en el sureste (Berrocales y Ahijones, con 27.000 viviendas planeadas). Herencia de los gobiernos municipales del PP, al actual equipo de Manuela Carmena le ha parecido bien continuar con este modelo de desarrollo rapiñador y poco sostenible. El cerro sería una isla entre hormigón y su riqueza botánica desaparecería en poco tiempo ante el pisoteo y los proyectos ñoños de algún paisajista.

La mañana ha discurrido entre olivardas, lenguas de buey, hinojos, cardos corredores, correhuelas, tomillos, amapolas, cardos yesqueros, jopos, orquídeas, quejigos, encinas, pinos piñoneros, salsolas, gallocrestas, salvias, tomillos, asteriscos, jaramagos, lenguas de buey, avenas, yantenes y una infinidad de más plantuchos que son un tesoro que hay que defender para su conservación. Volveremos las veces que hagan falta.

Ya en el bar, Darío declaró su amor incondicional a Antonio. El cerro todavía huele a campo. Y que siga.

Rafa (agarrando un jopo), Jaime (recién llegado de África subtropical) y las enormes manos de Darío
Escuchando al ilustrado

A los pies del cerro: planta de sepiolita y detrás, el terreno de Los Berrocales




domingo, 7 de abril de 2019

Valdilecha - Tielmes. Seguimos por la protección del Valle del Tajuña


Convocadas por el "quinteto" (ARBA, El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA, Jarama Vivo), unas cuarenta personas (y algún chucho) se dieron cita en Valdilecha para continuar reclamando la declaración del Valle del Tajuña como Parque Regional. Ni la lluvia, ni el viento, ni el frío evitaron que se llegara a Tielmes llevando el mensaje de que es necesaria la protección de esta comarca.

Las cosas pintaban mal desde primera hora. Todo parecía indicar que iba a llover de lo lindo. "Negras tormentas agitan los aires", comentaba Manolo; "nubes oscuras nos impiden ver", respondió Félix según oteaban el horizonte. Alguno no quería salir del bar. Hasta que Simón y Bea llamaron al orden y obligaron a que el personal se presentara en la plaza del pueblo para hacerse la foto de rigor. Raúl había traído (al fin) la pancarta y había que lucirla. El edificio del ayuntamiento (de dudosa arquitectura) lucía un escudo patrio (de dudosa constitucionalidad).

Y nada más salir (zás), la lluvia. El barro se iba haciendo pegajoso. Pero daba igual. Estas gentes están dispuestas a lo que las echen con tal de reivindicar la protección del Valle. Las encinas, coscojas, aladiernos, espartos, romeros, tomillos y jarillas estaban espléndidos, deseosos de ser reconocidos por los esforzados paseantes.

Subiendo y bajando vallejos, a lo lejos, conseguimos divisar Tielmes. El sol por fin se dignó a salir. Ávidos de sed y con los ojos llenos de naturaleza, nos encaminamos al bar de la piscina. Un grupillo, venido desde Aranjuez, comentaba que sí, que esta lucha la ganamos... que el Valle del Tajuña se defiende, sí o sí.

El deseo se hará realidad


Una bonita mañana para estrenar ponchos de lluvia

"Estos humanos están locos", amigo cánido


En el puente romano de Tielmes

Hay que ver lo que nos gusta atravesar barbechos

Maya incondicional

El hombre silvestre

El hombre silvestre (pero de Aranjuez)

El silvestre de verdad, rodeado de féminas

Las ordas

Vaya inconsciencia la de llevar a las niñas tan pequeñas a estos saraos. Así os saldrán de mayores.

domingo, 10 de marzo de 2019

Nuevo Baztán - Villar del Olmo. Seguimos pidiendo la protección del Valle del Tajuña


Una jornada más, casi 100 almas esforzadas (incluyendo a los cánidos), han acudido a la llamada de los grupos ecologistas madrileños para pedir la protección del Valle del Tajuña. Ya son muchos los caminos que hemos recorrido en estos años insistiendo en nuestra justa demanda. A cabezotas no nos ganan, ni Gobiernos Regionales sin falta de voluntad ni gestores de lo público desidiosos. Seguiremos a lo nuestro, porque sabemos que algún día lo conseguiremos. Seguro.

Son las 10,30 y los bares ya están atiborrados de ecologistas demandando café y tostada. Los perros son saludados con cariño y amor por Simón, jefe de los de ARBA. Es un apasionado del mundo canino y sus loas a perras, cánidos y dueños resuenan todavía en las tapias del Palacio de Nuevo Baztán.

Estamos la gente de siempre y alguno más. Cada vez lo vamos petando más. Hay que irse unos metros para atrás para que entremos todo el grupo en la foto frente a la iglesia de Nuevo Baztán. Esta vez no hay pancarta. Alguno la ha dejado colgada en el salón de su casa como decoración vanguardista y no la ha querido traer. Da igual, para la próxima marcha habrá una mejor y más bonita.

Los almendros están floridos. La hierba primaveral verdea todo el valle ante nuestra vista. Bea, la jefa de todos y todas, nos cuenta lo que hemos venido a hacer. Lucharemos sin descanso hasta que esto se declare Parque Regional, dice. El jefe arbero añade que solo vale el amor, la paz y la concordia en esta lucha. Pepito de ARBA y Antonio de GRAMA lloran de ilusión y se funden en un abrazo infinito.
"Bienaventurados quienes protegen el Tajuña porque de ellos es el reino de los cielos"

Poco a poco vamos introduciéndonos en el valle. En la umbría, los quejigos están todavía sin hoja pero aladiernos, coscojas y torviscos les alegran la existencia a sus recios troncos. La ruta es un poco anodina, ya que no nos perdemos, ni nos metemos por caminos caprinos, ni nos morimos de sed.

Villar del Olmo asoma a lo lejos. Sin dilación entramos en sus calles. Hay que sujetar a unos cuantos para que no se metan en el bar antes de hacernos la foto de rigor en la plaza del pueblo. Resuenan en las calles el grito de "¡¡Protección para el Valle del Tajuña!". Un visillo se descorre y se cierra una contraventana. Volveremos otro día, esta tierra nos gusta demasiado.

En Nuevo Baztán antes de salir. Todavía hay gente en el café.

Hay que bajar hacia el valle, no queda otra

Un camino lleno de peligros

Las hermanas

El charlas

sábado, 2 de febrero de 2019

Día de los humedales. Nada que celebrar en la Comunidad de Madrid



No por casualidad, hoy día de los humedales, un grupo de unas veinte personas convocadas por los grupos ecologistas Grama, Arba, Jarama Vivo, El Soto y Ecologistas en Accion hemos visitado la laguna del Aceite de Arganda para denunciar el abandono, la degradacion y la mala gestion de los humedales de la Comunidad de Madrid.

Enclavada en el paraje de la Esperilla, dentro del Parque Regoonal del Sureste  encontramos este  lugar cuya historia y el estado de degradación  en el que se encuentra, demuestran el abuso sistematico que se ha hecho del medio natural y la falta de sensibilidad ambiental por una parte de la sociedad.

En la Esperilla, además de la Laguna del Aceite, existe un conjunto de humedales dejados a la mano del destino, que acumulan vertidos, basura y abandono desde hace más de 20 años. La Comunidad de Madrid jamás ha invertido ni un euro en su recuperación. Y eso que estos humedales están dentro del Parque Regional del Sureste, uno de los espacios naturales de la región con mayor grado de protección.

Otros humedales en la región corren la misma suerte. Ni siquiera lagunas como la de Meco (una de las más importantes desde el punto de vista ornitológico de la región) tiene ninguna figura de protección ni, por tanto, tiene programas de medidas para su conservación.

Y es que la Consejería de Medio Ambiente, como en otros muchos temas que tengan que ver con la conservación, mira para otro lado... Esto no interesa, pues no hay negocios ni intereses económicos a los que servir. Así es el dogmatismo liberal de los que nos gestionan el medio ambiente.

Aún hay mucho que pelear para que espacios tan valiosos sean recuperados y puedan mantener un buen estado ambiental (osea, lo que marca la ley). Nosotros y nosotras seguiremos dando la vara para que así sea.


https://twitter.com/EeAmadrid/status/1091695723647827968?s=19


Así protege la Consejería de Medio Ambiente los humedales del Parque Regional del Sureste

Basura recogida en un ratillo

Explicando cómo recoger la basura de las lagunas de la Experilla y cómo plantar unos cuántos tarays

domingo, 6 de mayo de 2018

Por la senda de Valmores, Nuevo Baztán


Sábado 5 de mayo. Varios colectivos ecologistas han conseguido juntar seis decenas de almas (buenas y malas) en la plaza de Nuevo Baztán para reclamar que el valle del Tajuña sea declarado Parque Regional. Los hay de ARBA, los hay de GRAMA, los hay de Ecologistas en Acción, los hay de Perales del Tajuña, los hay de Tagonius, los hay de la Asamblea en Defensa del Tajo de Aranjuez, lxs hay del Movimiento Ibérico Antinuclear y los hay de aquí y de allá. No importa de dónde seamos, solo importa a dónde vamos.

Tras algunos titubeos para salir del pueblo (claro es una localidad enorme y es complicado orientarse), damos con la senda buena. Unos comentan de plantas, otras de aves...; la mayoría de lo bonito que está todo, del verde espectacular que llena el paisaje y de la fortuna que tenemos de habernos juntado allí.

Enrique Luengo nos explica el pasado geológico del valle. Usa esas palabras que sólo los entendidos conocen. Pero Enrique sabe hacer malabares para que el resto de los mortales lo entendamos. Parece ser que mucho antes de que Cristo perdiera el mechero, aquéllo era una cuenca endorreica. El pliegue de las placas hacía que se fuesen formando cadenas montañosas que iban aportando materiales en la gran fosa cerrada del centro de la península. Muchos materiales se fueron depositando en el terreno. Eso en cientos de miles de años (más o menos). Luego, la península ibérica se balanceó hacia el oeste y la cuenca drenó hacia el Atlántico... y poco a poco, con paciencia, fue convirtiéndose en lo que hoy vemos: valles formados por quejigales en la umbría y en los fondos y por encinares en lo demás; y una biodiversidad vegetal que ni de lejos la tienen en la sierra del Guadarrama y adyacentes. En fin, según resumió una que iba por allí, "un flipe la movida natural del Tajuña".
Enrique nos explica la movida geo-botánica del lugar
La senda se iba abriendo entre cultivos, encinas y quejigos. Junto al arroyo de La Vega el grupo se escindió. Una parte tiró para ver los restos de la antigua ermita de Valmores; otros tiraron al bar del pueblo; otra parte se quedó sesteando; y una cuarta parte, más elitista, se tiraron para ver unos plantuchos en latín.
Restos de la ermita del Valmores
Hizo calor, más del que pensábamos. Pero no solo por eso, el día terminó donde suelen terminar estas cosas: en el bar del pueblo, comentando próximas batallas por aquí y por allí y haciendo promesas de que esto del Tajuña lo vamos a conseguir.
En el bar, las mentes más preclaras del ecologismo euroasiático



viernes, 23 de marzo de 2018

Manifestación por la Protección del lobo 18/3/2018




MANIFESTACIÓN POR LA PROTECCIÓN TOTAL DEL LOBO IBÉRICO 18/03/2018

El pasado domingo 18 de marzo se celebró una gran manifestación (a las 12:00 horas, saliendo de la Glorieta de Atocha y llegando a la Puerta del Sol). Ya van tres años seguidos de manifestaciones, para exigir la protección estricta del lobo ibérico en todo el territorio nacional demandando que no se pueda matar ningún lobo, ni legal ni ilegalmente, igual que ya sucede en Portugal.

El apoyo a esta reivindicación, ha crecido exponencialmente en los últimos años, de tal manera que son más de 200 las entidades adheridas a esta convocatoria convocada por Lobo Marley, Equo, Ecologistas en Acción, WWWF Adena y la Alianza Europea por el Lobo.

Entre ellas GRAMA no podía faltar y es el tercer año consecutivo que apoya esta reivindicación.








Los 30.000 manifestantes que acudieron este año lo hicieron indignados tras ver los planes de caza y supuestos controles poblacionales que no permiten a la especie ni asentarse ni repartirse por el territorio de todo el país para cumplir su función etológica y de regulación del ecosistema.




En teoría esta manifestación sería innecesaria. El pasado mes de mayo de 2017 el Congreso de los diputados aprobó de forma unánime una Proposición No de Ley en la que se instaba al Gobierno a declarar el lobo como especie de interés especial al norte del Duero, y a que las poblaciones al sur del Duero se incluyan en el Catálogo Español de Especies Amenazadas con la categoría de “en peligro de extinción”.

Pero casi un año después de tomarse este acuerdo no se ha concretado en nada. Es más, nuestra Ministra de Medio Ambiente sigue acudiendo a las instancias Europeas pidiendo permiso para poder matar lobos al Sur del Duero. Cuestión que le deniegan por activa y por pasiva.

El principal problema con el lobo son los censos fiables y periódicos sobre las poblaciones ibéricas que permitan conocer su evolución detallada. Solamente el equipo de Voluntariado Nacional de Censo del Lobo Ibérico encabezado por el Biólogo Ángel Manuel Sánchez y  el científico Fernando Palacios, ha obtenido datos desinteresados que demuestran que el número de manadas es mucho menor que los datos interesados de la Junta de Castilla y León y que el lobo con tanta persecución está sufriendo una importante regresión y casi desaparición en provincias castellano leonesas donde parecía empezar a asentarse como Burgos y Soria.


Miembreos de Grama en la Manifestación

















Mundo rural vs mundo conservacionista

En mi opinión, el mayor peligro de esta propuesta de protección estricta del lobo está en el conflicto que algunos quieren poner encima de la mesa entre el lobo y los ganaderos. La coexistencia de lobo con la ganadería es posible, así lo han dicho en la manifestación el colectivo de ganaderos que acude a la misma. 


El Presidente de Lobo Marley, Luis Miguel
 Dominguez
y un cabrero madrileño
muy conocido




Afirmando que sus verdaderos problemas son las políticas agrarias, las explotaciones de jabalíes criados como ganado para fincas de caza y el gran volumen económico que mueve la caza “legal” del lobo y por tanto el interés de que dicha caza se perpetué como solución a la expansión “descontrolada y “peligrosa” del lobo. 





También comentan que con verdaderas políticas de prevención los rebaños y los ataques a los mismos serían poco significativos.
















Mastín criado desde pequeño con el ganado

Lo que si que es necesario es que se considere a los mastines o perros de protección como animales de trabajo y que se ayude en su crianza, educación y mantenimiento. 



Muy interesante al respecto es un documental producido por Lobo Marley de un Etólogo reconocido como David Nieto Maceín llamado "Daños Cero". Y estrenado justo el 17/3/18, el día antes de la Manifestación.












Obviamente los daños sufridos a los ganaderos deben ser compensados, pero estos daños no son más de un 0.6 % de la cabaña ganadera, además los controles poblaciones en los que el colectivo cinegético se erige como salvador, está científicamente demostrado que desestructuran las manadas y no son más que un efecto contraproducente pues un grupo de lobos jóvenes sin su macho Alfa (que ha tardado de media unos 7 años en conseguir serlo), buscan piezas más fáciles de cazar que un corzo o un jabalí (alimentos preferidos del lobo) y puede haber más ataques al ganado.

Más de 500 lobos muertos en 2017
Lobo muerto de un tiro acudiendo a un cebadero ilegal

Los convocantes de la manifestación #LoboVivo, #LoboProtegido acaban de hacer público un estudio no oficial y que las administraciones regionales no consideran fiable. Pero que es el único que existe. Gracias al trabajo del grupo de voluntarios al que hacíamos antes referencia,  que han realizado un censo nacional, donde se concluye que entre 500 y 650 lobos murieron en 2017 por causas no naturales, como la caza furtiva, los cupos de las administraciones, atropellos y envenenamientos.



Cráneo de burro muerto como cebo
El informe Por la convivencia del hombre y los grandes depredadores: estado de conservación del lobo en España. Aproximación a la mortalidad no natural 2017 es un documento a escala nacional donde se hace una primera aproximación al estado de conservación y gestión de la especie, y supone una primera estimación de la mortalidad no natural del lobo durante el año pasado.

El documento, difundido por el Observatorio de Sostenibilidad, revela que los más de 500 lobos muertos al año es probablemente muy cercano a la tasa de reclutamiento de la especie, es decir, al número de individuos que se incorporarían anualmente a la población. Por lo tanto, concluye que el lobo ibérico no se hallaría en expansión, sino que “se vería imposibilitado para recolonizar sus territorios históricos meridionales y levantinos a través del Sistema Ibérico, de donde fue extinguido por el hombre en un pasado reciente o muy reciente, como es el caso de Andalucía o Extremadura”.


Además, el análisis afirma que existe una “falta de transparencia acusada en la gestión del lobo y ve “muy probable que la especie siga desapareciendo de amplios territorios donde hasta hace muy poco era común, como ha sucedido desde principios de siglo”.
Pone como ejemplo Salamanca, Ávila, Guadalajara, Soria o La Rioja, donde la constante presión humana no le permite asentarse y desarrollar poblaciones maduras, que son las menos conflictivas con los intereses humanos.

Según afirma uno los coordinadores de este censo, si a esos brutales números le sumas la mortalidad natural de la especie (muy alta sobre todo en primeras edades) te das cuenta de que el lobo ibérico, dentro de muy poco tiempo, volverá a estar en peligro de extinción en toda España






lobo atropellado


















Desde GRAMA consideramos que el lobo debe ser protegido en todo el territorio nacional, pues una misma especie que no sabe de límites ni fronteras y no puede pasar de un país donde está totalmente protegido como es Portugal a Zamora donde se le tirotea. Además no puede ni debe cambiar de estatus es cada Comunidad Autónoma.


Cierva decapitada usada como cebo ilegal


El lobo por su lugar en la cadena alimentaria, es pieza clave para regular los ecosistemas y evitar la propagación de enfermedades de ungulados que puede provocar grandes daños al ganado. Por lo que su presencia en la mayoría de las comunidades autónomas con consumidores primarios abundantes es necesaria y nunca será una plaga, como algunos afirman, pues es una especie territorial que se autorregula en su distribución geográfica.

















Así, desde GRAMA proponemos que se haga una gestión científica de la especie, controlando su censo y evolución por organismos autónomos y ajenos a las administraciones.




También pedimos que se sigan investigando y poniendo en tela de juicio los controles poblacionales que hace la administración y los sistemas de caza para dichos controles con  supuestas casetas de observación, supuesta utilización de productos atrayentes, supuestas propinas a celadores, etc.








Hasta que sea una realidad seguiremos gritando ¡¡¡LOBO VIVO, LOBO PROTEGIDO!!!